Achiote, el azafrán de latinoamérica

El achiote, mejor conocido como planta de azafrán en Latinoamérica  representa uno de los principales y más fundamentales ingredientes de la gastronomía mexicana y del Caribe. Se trata de una semilla de color intenso que se incluye tradicionalmente en la preparación de caldos, guisos, carnes, salsas, arroces y moles  para darles color y sabor.

Esta semilla además de su intenso y característico color, se asemeja en apariencia a un grano de pimienta pero con forma menos redondeada. Tradicionalmente se le emplea como colorante natural para mantequillas, quesos y otros productos. Por ejemplo en Colombia, lo usan para teñir la masa de las empanadas o para pintar la masa de tortillas.

Se cultiva en Filipinas y Latinoamérica y su presencia en las cocinas data aproximadamente desde el año 1500.

¿Qué es el achiote?

Se trata de una planta arborescente obtenida de unas semillas con el mismo nombra y a las que se les conoce también como bixa, Orellana, urucú, bija, bijol, rocú, rocón u onoto. Se emplean comúnmente como condimento en la preparación de múltiples platillos gracias a su agradable sabor y por el color intenso que posee, que se desprende fácilmente.

Tiene forma de pequeñas piedras de color rojo y por lo general se muele, otorgando un sabor picoso y terroso a las comidas, así como un característico toque dulce y ahumado.

Origen del achiote

Esta semilla proviene de América Central, específicamente de México y la zona tropical de América, del suroeste del Amazonas. Los indígenas nativos de dicho territorio fueron quienes lo usaron por vez primera en la época pre hispánica.

Actualmente su uso se ha extendido  a muchas partes del mundo y se ha convertido en parte fundamental de la gastronomía tradicional de diversas culturas.

Propiedades del achiote

A esta pequeña especia se atribuyen múltiples facultades para el bienestar y salud de las personas, además de que posee un rico y variado contenido que aportan muchos nutrientes a nuestro organismo.

Entre sus tantas propiedades, el achiote es una semilla  rica en proteína, grasa, glúcidos y fibra. Adicionalmente constituye una importante fuente de vitamina A, carotenoides que son los encargados de la regulación de los niveles de azúcar en sangre, además de favorecer la desinflamación y cicatrización. También contiene calcio que favorece la salud de los dientes y huesos; folato que fomenta el correcto desarrollo de los fetos durante los periodos de gestación y embarazo.

Autor entrada: equiporedacciones