Colesterol HDL

Colesterol HDL y LDL, el bueno y el malo

 

No hay revista o web dedicada a la medicina y a la salud donde no se hable del colesterol. El colesterol pareciera que para algunos es un peligroso enemigo que hay que evitar a toda costa.

 

Y no dejan de tener razón aquellos que temen al colesterol y lo evitan con acciones concretas. El punto es que, como todo en esta vida, los excesos son malos y una ausencia total de colesterol nos ocasionaría graves problemas a nuestra salud.

 

El punto es que a veces se demoniza al colesterol y no se hacen distinciones. Porque el colesterol no es uno solo. Se divide en dos tipos: el bueno y el malo.

 

 Colesterol HDL, el bueno

 

El colesterol hdl, conocido por todos como el colesterol bueno, toma su nombre HDL, de la abreviatura en inglés de High Density Lipoprotein o Lipoproteinas de Alta Densidad.

 

Al colesterol HDL se le suele llamar colesterol bueno porque en el torrente sanguíneo se encarga de limpiar las arterias y llevar al colesterol malo al hígado donde es procesado y posteriormente expulsado del organismo de forma natural.

 

 

Colesterol LDL, el malo

 

Por su parte el colesterol ldl, conocido por todos como el colesterol malo, toma su nombre de la abreviatura en inglés de Low Density Lipoprotein o Lipoproteinas de Baja Densidad.

 

Una presencia excesiva de este tipo de colesterol en las arterias es causante de enfermedades como ateroesclerosis. La ateroesclerosis o arterosclerosis es la acumulación de grasa en las paredes de las arterias lo que reduce la luz arterial. Y en consecuencia dificulta una correcta irrigación sanguínea.

 

La ateroesclerosis es la principal causa de muerte de adultos de los países desarrollados como Estados Unidos, Canadá, España, Portugal.

 

¿Cómo tener unos niveles saludables de colesterol?

 

Considerando que el colesterol cumple unas funciones regulatorias en nuestro organismo (por ejemplo, es el responsable de generar la vitamina D y de propiciar la generación de hormonas sexuales) debemos tener unos niveles saludables del mismo.

 

Lo ideal es potenciar la presencia de colesterol ldl o colesterol bueno. Para hacer que los niveles de colesterol ldl de nuestra sangre sean los ideales debemos:

 

  • Comer y preferir los alimentos ricos en vitaminas, minerales y micronutrientes por encima de la comida chatarra hiper procesada rica en calorías huecas.
  • Consumir alimentos ricos en omega tres como los pescados, moluscos y mariscos.
  • Sustituir las grasas y los aceites trans por aceites de origen vegetal como el de oliva y coco.

Autor entrada: equiporedaccion