Consecuencias de la lluvia ácida

La lluvia es un fenómeno que se produce de forma natural y es fundamental para enriquecer la vida en el planeta Tierra, gracias a la presencia de la misma las plantas y los árboles se hidratan  de forma adecuada para continuar su proceso de desarrollo, además los mares, lagos y ríos logran abastecerse, e incluso muchas personas utilizan el agua proveniente de las lluvias para realizar las labores del hogar.

A pesar de ello, la lluvia también sufre el impacto de las actividades humanas, ocasionando que este fenómeno natural se transforme en lluvia ácida, la cual se define como una de las peores formas de contaminación que involucra la caída de ácidos provenientes de la atmósfera por medio de la nieve, la lluvia e incluso en forma de neblina.

Esto se debe a que en el cielo se encuentran distintos gases contaminantes como el óxido de azufre y los óxidos de nitrógeno, procedentes del uso continuo de combustibles en los automóviles o de los gases producidos por la quema de los mismos, una vez que la atmósfera se contamina, las precipitaciones arrastran parte de las partículas dañinas causando que la lluvia caiga en la Tierra en forma ácida, dando origen a lo que se conoce como consecuencias de una lluvia ácida.

Algunas consecuencias de la lluvia ácida

La lluvia ácida tiene consecuencias nocivas sobre el medio ambiente, especialmente en las aguas, el suelo y en la salud de todos los seres vivos, en cuanto a las aguas las vuelve más ácidas porque altera su PH, lo que afecta considerablemente a las plantas y animales que forman parte de los ecosistemas acuáticos, no sólo reduce notablemente la biodiversidad, sino que puede llegar a matar algunas especies, afectando el equilibrio de los hábitats.

Además de lo mencionado, la lluvia ácida también produce daños sobre los árboles y plantas que se encuentran en los bosques, causándoles lesiones y distintas enfermedades que provocan la caída de sus hojas e intervienen en su proceso de crecimiento y desarrollo haciéndolo más lento.

La lluvia ácida también causa daños sobre los cultivos, deteriorando la producción de cultivos imprescindibles como el maíz y el arroz, provocando enormes pérdidas económicas. Este fenómeno también deteriora muchas estructuras, especialmente los edificios, induciendo la corrosión de sus partes metálicas, causando los mismos daños sobre puentes, estatuas y carreteras, pero además daña la pintura de los coches, razón por la cual los fabricantes han implementado el uso de pinturas resistentes al ácido.

 

Autor entrada: equiporedactores