Definición de los siete pecados capitales

Definición de los siete pecados capitales

En caso que en el momento te encuentres interesado por conocer una definición de los siete pecados capitales, te adelantamos que son una construcción que se ha elaborado como un desprendimiento de otros pecados. En ese orden de ideas, son una clasificación de los vicios que se planteó como parte de las primeras enseñanzas del catolicismo, cristianismo y la moral cristiana.

Definición de los siete pecados capitales

División de los pecados en la doctrina católica

De acuerdo con lo que se plantea en la religión católica, hay dos grandes grupos para los pecados:

  • Pecados venial. Se los considera como de menor grado e incluso son perdonados por medio de los sacramentos
  • Pecado mortal. En este caso se trata de una situación sumamente grave, ya que una situación así implica que se ha roto la vida de gracia y por ende es una amenaza a la condenación eterna, a menos que a través de la penitencia se logre el perdón.

Los siete pecados capitales

Ahora bien, en cuanto a los 7 pecados capitales hay que mencionar que son estos y que además se los menciona según este orden: lujuria, pereza, gula, ira, envidia, avaricia y vanidad.

A través del siguiente listado explicamos a grandes rasgos en qué consiste cada uno de ellos:

  • Lujuria. Ocurre como consecuencia de una excesiva presencia de pensamientos de tipo sexual, además de ideas posesivos en torno a otra persona.
  • Gula. Se la identifica normalmente con la glotonería, es decir, un consumo en exceso de comida o bebida.
  • Avaricia. En este pecado la orientación que da el ser es únicamente a la obtención de riquezas materiales para ir atesorándolas.
  • Pereza. Es una incapacidad de aceptar y a continuación hacerse cargo de la existencia propia.
  • Ira. Es un sentimiento poco ordenado, menos controlado en el que el odio y el enojo son los dos principales motores.
  • Envidia. Es un deseo a través del cual una persona busca obtener todo aquello que otra persona tiene por medio de alternativas ilícitas.
  • Vanidad. Es un deseo por intentar ser siempre el más importante, atractivo y demás características en relación con los demás. Asimismo consiste en una sobrevaloración del propio yo.

No hay que pasar por alto que durante el año 2008 desde el Tribunal de la penitenciaría apostólica del Vaticano se presentaron una lista con pecados capitales nuevos que recibieron la denominación de pecado social, así que bien vale la pena dar un repaso por ese contenido.

Autor entrada: redactor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *