Ejemplos de estrategias de lectura

Para encontrar el sentido global del texto es esencial trabajar en la consecución de un nivel alto de comprensión lectora y para ello nada mejor que acudir a los ejemplos de estrategias de lectura, una serie de técnicas concretas que a base de constancia y motivación hacen posible un excelente rendimiento bien sea académico o laboral.

Considerando que el objetivo principal siempre será el disfrutar la lectura, interpretar textos no debe convertirse en una misión casi que imposible que por lo mismo genere indisposición y reserva de darle la oportunidad a la gran fuente de información que es la palabra escrita. Por el contrario, se trata de fortalecer las habilidades necesarias para que esto ocurra de la manera más fluida y atractiva posible.

Estrategias para leer mejor

Tal y como se muestra en https://estrategiasdelectura.com, todo buen lector debe hacer uso de los tips necesarios para la mejora del proceso de lectura y a continuación te mostramos algunas alternativas.

  • Realizar preguntas y responderlas: cuestionarse a sí mismo sobre lo que se está leyendo, es un excelente recurso que favorece el sentido crítico y la evaluación de la comprensión que se está efectuando. ¿Cuál es el propósito de esta lectura?, ¿Por qué el autor plantea las cosas de esta manera? y ¿Por qué cierto personaje reaccionó de tal manera? son algunos ejemplos que pueden ilustrar un poco.
  • Llevar un control de lectura: dejando de lado aquello de leer por leer, la persona deberá subrayar ideas, identificar aquello que no entiende muy bien e incluso planear su tiempo de acuerdo a la extensión del texto para que exista una feche límite para culminar la obra.
  • Elaborar resúmenes: no se trata de escribir textualmente lo que se encuentra en el texto, esta propuesta busca que la persona redacte con sus propias palabras lo que entendió y posteriormente lo compare para evaluar que tan enfocada se encuentra respecto a lo que leyó.
  • Realizar mapas y ayudas visuales: jerarquizar ideas principales y secundarias bien sea en un mapa mental o cuadro sinóptico son tan solo algunas de las cosas que pueden hacerse al terminar de leer. Esto además de estimular la comprensión, favorece la apropiación del conocimiento y el mantener a pleno la concentración.
  • Identificar introducción, nudo y desenlace: algo tan básico como esto, corresponde a grandes puntos de referencia para que el texto sea comprendido de la manera en la que el autor lo ha planteado.

Autor entrada: redactor