La estrecha relación entre el sueño y el peso

Entre los muchos consejos de salud que con el paso del tiempo se han vuelto tendencia, aquel que insiste en dormir bien para adelgazar, resulta ser uno de los preferidos del momento y asimismo, una afirmación que causa una amplia variedad de dudas por los alcances que promete. Hablaremos entonces sobre la relación entre el sueño y el peso, ya que se trata de un aspecto clave que bien ejecutado puede traer grandes ventajas para el bienestar.

Con un amplio listado de razones científicas de por medio, no lograr el descanso que solo permite el sueño profundo, es algo que definitivamente va de la mano con las variaciones de peso que puede presentar el ser humano a lo largo de su vida.

El sueño y las fluctuaciones de peso

A partir de diversas investigaciones, se ha podido determinar que dormir bien puede ayudar a adelgazar, debido a que la calidad del sueño afecta las hormonas dando como resultado un mejor control de la sensación de hambre, en otras palabras, mientras más reparador sea el sueño, el hambre y la ansiedad por los alimentos se reducirá.

Cuando se duerme bien, la temperatura corporal consigue mantenerse en equilibrio, cosa contraria a lo que ocurre cuando se duerme mal, pues en este caso la termorregulación afecta el gasto energético y potencia la obesidad. Cabe señalar que el exceso de sueño, se entiende como algo nocivo debido a que aumenta las posibilidades de dar paso a un exceso de peso por la falta de actividad.

Autor entrada: redactor