La oración y el propósito de ser un buen estudiante

A pesar de que las palabras espontáneas son totalmente válidas a la hora de hablar con Dios, acudir a las diferentes plegarias con sus respectivas intenciones equivale a una alternativa de gran provecho para el creyente. En este sentido, hablaremos exclusivamente de la oración y el propósito de ser un buen estudiante ya que el esfuerzo que precisa las labores educativas muchas veces requiere de ese apoyo extra que sólo puede obtenerse de la divina providencia.

Por lo anterior, las oraciones de la mañana corresponden a un potente medio para salir de casa con la mejor disposición para alcanzar objetivos educativos y actuar y pensar a partir de la sabiduría, el buen entendimiento y la pericia, factores vitales para la vida de un estudiante que se proyecta hacia el éxito.

¿Orar para ser un buen estudiante?

El empeño que demanda la educación requiere de abrir un poco la mente y mantenerse presto tanto a las distintas técnicas de estudio como a la manera de fortalecer habilidades y abrirse paso a través de la sapiencia, para esto último el Espíritu Santo gracias a todos los dones que puede brindarnos, logra transformarse en ese orientador idóneo que permite mayor facilidad en todos estos procesos.

Cuando la idea es ser un buen estudiante, la persona debe dejar de lado distracciones y entretenimiento para concentrarse y conseguir arrojar buenos resultados, es por ello que fijarse en la dimensión espiritual resulta ser un excelente complemento para  dar oportunos frutos e incluso ejercitar a pleno la voluntad.

Comunicarse con Dios antes de ir a estudiar

Asumiendo que las clases sean a primera hora del día, el estudiante debe orar en la mañana para encomendarse a Dios Padre, obtener su bendición y verse iluminado por esa fuerza vital dueña del conocimiento y la luz. Esta sencilla práctica que es sinónimo de amor y humildad, pues se está reconociendo que sé es más fuerte cuando se puede contar con una mano amiga debe ser parte de la vida cristiana gracias a que es parte de una relación sana con el creador.

Puesto que el estudio es tan importante para el ser humano ya que garantiza un mejor futuro, incluir al Todopoderoso como pare activa de dicho emprendimiento resulta ser la mejor alternativa para que el fiel acceda desde lo más hondo de su corazón a todos esos saberes que bien enfocados se traducen en una vida plena rodeada de progreso.

 

Autor entrada: redactor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *