Lo bueno y lo malo del frío según la ciencia

La temperatura tiene mucho que ver con las alteraciones de la salud y una gran prueba de ello, se encuentra en el hecho de que cuando los grados centígrados descienden de manera drástica, el organismo se expone a una serie de cambios y respuestas tan drásticas que incluso pueden conducir a la muerte. Distintas investigaciones sobre este tema, han advertido sobre lo bueno y lo malo del frío, abordando de paso, lo trascendente de la habilidad del control de la temperatura interna.

Por duro y despiadado de que parezca, el frío goza de una fuerza positiva que puede beneficiar, es por ello que resulta interesante descubrir un poco lo que a nivel científico se ha establecido sobre las temperaturas demasiado bajas y su impacto en la vida del hombre.

¿Cómo nos afecta el frío?

Un aspecto positivo de las bajas temperaturas, es que estas ocasionan variaciones en las bacterias que residen en el intestino humano, algo favorable ya que se trata de cambios que mejoran los procesos metabólicos y estimulan la quema de grasa.

En cuanto a cambios no tan buenos, sobresale la pérdida de velocidad en la respuesta ejecutiva encargada de ayudarnos a anticiparnos y afectaciones en el sistema inmune que traen como resultado, el incremento de desarrollar enfermedades de tipo viral.

Si bien un ambiente frío es muy adecuado para hacer deporte, cuando las temperaturas son exageradamente bajas, la sensación puede ser casi que dolorosa debido a que las alarmas corporales se encienden y el flujo de la sangre empieza a disminuir.

 

 

Autor entrada: redactor