Los dos planetas más cercanos al Sol

Como la estrella con luz propia en cuyo alrededor gira la Tierra y los demás planetas del Sistema Solar, el Sol siendo una bola de gas caliente, se establece como una potente fuente de radiación electromagnética que por lo mismo hace las veces de fuente de luz y energía. Por todo lo anterior, queda bastante claro, que los planetas más cercanos al Sol, son aquellos donde justamente menos condiciones existen para que pudiera darse el milagro de la vida humana.

Puesto que las altas temperaturas de estos planetas han dificultado tanto llevar a cabo estudios e investigaciones, son estas mismas condiciones, las que se interponen ante la presunción de poder ser visitados alguna vez.

Mercurio y Venus, los más cercanos al Sol

Siendo el planeta más pequeño, Mercurio es, asimismo, el planeta que se encuentra más próximo al Sol registrando una distancia de apenas 57.910.000 km. Siendo un planeta sólido, su gravedad es de 3.7 m/s2 de manera que es 3 veces inferior a la de la Tierra.

Respecto a las temperaturas de Mercurio, estas oscilan entre los 350º durante el día hasta los -170º en la noche (623K-103K), por si esto fuera poco, es su carencia de atmósfera la que ocasiona que una mayor cantidad de meteoritos impacten su superficie.

En cuanto a Venus, allí se han podido registrar temperaturas entre los 457 y los 474 grados; se trata de un planeta interior que, a pesar de ser similar a la Tierra en tamaño y composición, su atmósfera es mucho más densa y esto impide bastante la llegada de la luz.

 

Autor entrada: redactor