Los poderes de los dioses griegos

Aunque aparentemente se escucha hablar cada vez menos sobre dioses y mitología, lo cierto es que es un tema apasionante que resulta imposible de ignorar debido a que forma parte de las diferentes manifestaciones culturales de la vida del hombre, es así como hablaremos un poco sobre los poderes de los dioses griegos ya que corresponden a un grupo de deidades que gozaron de gran veneración y respeto inscribiéndose para siempre como proveedores del orden para la dimensión humana.

Tanto si sabes a profundidad cuales son los dioses griegos como si no, llevar a cabo esta pequeña exploración permite dejar en evidencia el gran interés por la salvación individual y la inmortalidad del alma que mantuvo la civilización griega como una especial prioridad.

Los dioses griegos y sus poderes

  • Zeus: el padre de los dioses y de los hombres, se dedica a supervisar el universo por lo cual es visto como el dios del cielo y el trueno. Entre sus poderes más notables se encuentran el viento favorable, su cólera destructiva, el rayo devastador, la gran velocidad para moverse y su potente consciencia cósmica.
  • Hera: la diosa de las mujeres y el matrimonio se destacó también por su naturaleza vengativa y celosa, en cuanto a sus poderes se encuentra el crecimiento de la población.
  • Apolo: el dios de las artes, la medicina y el sol contaba con el poder de atraer la enfermedad pero también de lograr curarla, asimismo su creatividad le concedió grandes alcances en la música.
  • Artemisa: la diosa de los animales salvajes, la naturaleza y la caza además de su inmortalidad contaba con una gran fuerza, resistencia y grandes reflejos; se le relaciona también con la diosa que protege los embarazos.
  • Hades: el dios de los muertos y del mundo subterráneo puede producir grandes plagas y permitir el regreso de los difuntos si así lo desea.

Los dioses de Grecia

Como en la mayoría de las religiones y creencias antiguas, el universo y los fenómeno naturales fueron la base para la consolidación de los dioses griegos. A ellos se les adjudicaba una personalidad y por lo tanto las personas debían asegurarse de no hacerlos enfadar para no ser castigados con lo peor de su ira, la cual muchas veces era manifestada de maneras exageradamente crueles.

Las ofrendas y ritos para rendirles homenaje y garantizar el bienestar de todos siempre fueron una constante pues definitivamente eran mucho más que sagrados.

Autor entrada: redactor