Los secretos de Chichén Itzá

No solo se trata de un atractivo turístico de México, lo cierto es que Chichén Itzá, nombre que significa “boca del pozo de los Itzá” es un lugar arqueológico con cientos de años que corresponde al corazón del Imperio Maya. Así pues, un viaje por Yucatán estaría más que incompleto si no se destina tiempo para pasearse por estas ruinas que aun al día de hoy tienen la capacidad de contar grandes historias sobre lo que en su momento fue una ciudad y centro ceremonial.

Fundada hacia el año 525 d.C, un contexto de gran violencia fue el causante de que varias de las construcciones principales ya no existan.

Las edificaciones de Chichén Itzá

Si la idea es efectuar un recorrido de lo más completo posible, vale la pena considerar los sitios que nombramos a continuación:

  • El cenote sagrado: con paredes que alcanzan hasta los 15 metros, esta especie de piscina natural se viste con sus mejores tonalidades para engalanar un sitio que parece sacado de un antiguo mito. Se dice que allí se hacían ofrendas a los dioses y que del fondo fueron sacados objetos de gran valor que ahora están expuestos en un museo.
  • Castillo de Kukulcán: es una pirámide a la que muchos se refieren como casillo, mide 24 metros de alto y en cada lado se cuentan 91 escalones. Esculturas de serpientes emplumadas y un magistral juego de sombras hacen parte del espectáculo.
  • Observatorio de Chichén Itzá: por la forma de espiral que hay en el interior, algunos le llaman el caracol, permitía observaciones sin ningún tipo de aparato.

Autor entrada: redactor