Los síntomas de la depresión posparto

Como parte de las diferentes formas de depresión que pueden presentarse, la depresión posparto es aquel trastorno del estado de ánimo que llega justo después de que la madre ha dado a luz, lo cual realmente es algo llamativo pues socialmente esta época es considerada como fuente de felicidad y plenitud, sin embargo, no siempre es así pues lo cierto es que la maternidad no es algo para nada fácil y suele traer consigo dosis de estrés y ansiedad.

Este cuadro depresivo con el respectivo tratamiento puede ser superado en unos pocos meses; el problema reside cuando se ignora ya que de ser así evoluciona e interfiere por completo en el bienestar tanto de la madre como del recién nacido.

Principales síntomas de la depresión posparto

Tal y como cualquier estado de ánimo depresivo, la madre pasa por cambios de humor importantes generalmente acompañados de llanto excesivo y una fuerte tendencia a la soledad y a el aislamiento. Una gran irritabilidad despierta al igual que sentimientos desesperanzadores que conducen a pensar que no se encuentra en condiciones de ser una buena mamá.

Disminuye la capacidad de concentración, se pueden involucrar ataques de pánico, insomnio, pérdida del apetito o incremento de este y una gran dificultad para establecer un vínculo con su pequeño hijo. Cansancio intenso e ideas de minusvalía y hasta de suicidio pueden hacerse presentes, de ahí lo fundamental de disponer del correspondiente acompañamiento médico y del apoyo de familiares para superar prontamente este episodio.

 

Autor entrada: redactor