Miopía. Causas y tratamientos

La miopía se define como un defecto visual de refracción común que consiste en que los objetos lejanos se vean borrosos. Genera dificultad de visión a distancia lejana a causa de que lo que se observa se enfoca delante de la retina y no directamente sobre ella, produciendo como resultado imágenes borrosas.

Esta alteración visual por lo general aparece desde la infancia, evolucionando aproximadamente hasta los 18 a 20 años de edad que es cuando teóricamente tiende a estabilizarse. Es el defecto inverso de la hipermetropía, su magnitud se mide en dioptrías negativas y tiende a ser hereditario.

También se le define como el exceso de potencia de refracción de medios transparentes del ojo con respecto a su longitud y por lo cual los rayos de luz de objetos ubicados a determinada distancia convergen a un punto anterior a la retina. Se corrige con lentes divergentes bien sean de montura o de contacto y algunas veces requiere de cirugía correctiva.

Es bueno destacar que la miopia se puede volver tan severa como la curiosa pirosis y causas, entre otras.

Causas de la Miopía

Este defecto visual responde fundamentalmente a tres causas:

  1. Que el ojo sea más largo de lo normal
  2. Que la curvatura de la cornea sea más elevada
  3. Por aumento de la potencia dióptrica del cristalino que generalmente ocurre cuando aparecen cataratas

Tipos de Miopía

Existen diferentes categorizaciones de esta afección ocular, sin embargo, lo más común es clasificarla en dos grupos:

  1. Simple: cuando la graduación no supera las 6 o 5 dioptrías y es de evolución limitada hasta los 22 a 24 años de edad.
  2. Patológica: conocida también como magna o progresiva, consiste en una graduación que supera las 6 dioptrías y frecuentemente aparece debido a una alteración en el desarrollo del segmento posterior del ojo, acompañándose de diversas complicaciones como por ejemplo atrofia coriorretinaria, maculopatía miópica o desprendimiento de retina.

Posibles complicaciones.

Se dice que las personas que tienen miopía a largo plazo son más propensas que los demás a padecer determinadas enfermedades oculares entre las cuales figuran principalmente:

  • Glaucoma que consiste en el aumento de la presión intraocular
  • Cataratas que es la opacidad del cristalino y que en personas miopes tienen a aparecer antes de lo acostumbrado.
  • Desprendimiento de retina
  • Maculopatía que consiste en la degeneración de la zona más sensible de la retina que recibe el nombre de mácula
  • Mancha de Fuchs se trata de una lesión de color oscuro que afecta la región de la mácula

Teniendo en cuenta la gravedad de estas afecciones se recomienda que las personas con miopía cuya graduación supere las 6 dioptrías, se revisen periódicamente la agudeza visual, presión intraocular y se realicen valoraciones completas con oftalmoscopio.

Autor entrada: equiporedacciones