¿Que es la oración?

La oración consiste en ofrecer nuestro corazón a Dios, porque cuando una persona ora, entra en una relación personal con Dios, es decir, en una relación de amistad, a través de la oración podemos hacer a Dios la petición de bienes conformes a su santa voluntad, es por ello, que también se considera un don de Dios y no sólo se establece una relación con Dios, también lo hacemos con el Espíritu Santo y con su hijo Jesucristo.

¿Cómo se puede aprender a orar?

Todos sabemos que la oración es de gran importancia dentro de la vida cristiana, es por esa razón, que muchos nos preguntamos cómo debemos orar; en realidad no existen técnicas para aprender a orar, aunque parezca un poco confuso, se aprende a orar practicando, es decir, que hay que ponerse en acción para poder aprender a realizar la oración.

¿Qué es lo que nos impulsa a orar?

La razón que nos impulsa a orar es el deseo de Dios, porque cuando nos creó imprimió en nosotros la necesidad de comunicarnos con el constantemente y es precisamente en esto en lo que consiste la oración. Es así como muchas personas claman a Dios cuando les toca vivir un momento de angustia, soledad e impotencia, sin embargo, no hay que esperar  a encontrase en situaciones extremas para comunicarnos con Dios.

Aunque muchas personas nieguen a Dios o traten de evadirlo, él siempre está con ellos, Dios nos busca constantemente antes de que lo busquemos a él, en eso es en lo que consiste el don de la oración, en que Dios nos busca en todo momento. Como puedes ver la oración es tan necesaria como respirar, comer y amar.

¿Por qué se considera a la oración un privilegio?

Se considera a la oración un privilegio porque está nos permite hablarle directamente a Dios y a su vez escucharle, la oración es como uno de esos regalos que consideramos enormes y útiles, pero que en realidad no valoramos y mucho menos sabes cómo aprovecharlo suficientemente. No veas a Dios como un ser inalcanzable, ya que puedes dirigirte a él a través de la oración cada vez que quieras y lo mejor de todo es que es de manera instantánea, es importante que pongas en práctica la oración de cada mañana.

¿Para qué sirve la oración?

La oración nos ayuda a resistirnos a las tentaciones, a purificarnos, nos fortalece ante las adversidades y en nuestras debilidades, remueve el temor, nos capacita para resistir y aumenta nuestra fuerza, en conclusión la oración nos ayuda a ser felices.

Autor entrada: equiporedactores