Algunos remedios para los calores de la menopausia

Generalmente a partir de los cuarenta y cinco años las mujeres empiezan a vivir una serie de cambios hormonales correspondientes al inicio de la menopausia, una etapa ciertamente compleja a causa de los síntomas físicos y emocionales que suelen vivirse pero asimismo liberadora de los periodos menstruales mes a mes.

Así pues, dentro de los diferentes síntomas de la menopausia, la sudoración y los calores nocturnos suelen aparecer como los más representativos y molestos, es por ello que en esta oportunidad hablaremos de estrategias caseras para controlarlos de forma sencilla, veamos.

Soluciones para los sofocos de la menopausia

Para sobrellevar las altas temperaturas y los populares sofocones que suelen acompañar esta fase, la medicina natural cuenta con muy buenas soluciones, conozcamos algunas de las más efectivas.

  • Incrementar el consumo de soya. Las comidas con alto contenido de soya tales y como es el caso de las legumbres y los cereales integrales disponen de altos contenidos de isoflavones los cuales actúan en el cuerpo de forma similar al estrógeno.
  • Té de miel. Justo antes de ir a dormir, puedes hervir una cantidad de agua equivalente a un vaso y luego de retirar del fuego simplemente se disuelve una cucharada de miel.
  • Té de trébol rojo. Añade dos cucharaditas de trébol rojo seco a una taza de agua hirviendo y a continuación deja que repose, cuando se encuentre a temperatura ambiente cuela y ya podrás beber.
  • Aceite de onagra. Un masaje en puntos claves del cuerpo como por ejemplo las áreas de mayor sudoración te ayudará no solo a dormir mejor sino también a mantener una sensación de frescura.

 

Autor entrada: redactor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *