Santa Marta, modelo de amor y servicio

La religión católica reconoce a Santa Marta como la patrona de las amas de casa, las hermanas de la caridad, hoteleros y los casos urgentes es así como con el pasar del tiempo esta santa se ha hecho sumamente conocida sumando miles de fieles alrededor del mundo que acuden llenos de fe en busca de su ayuda y consuelo. Considerando que Marta fue una discípula de Jesucristo, su vida es fuente de ejemplo para un mundo cada vez más dominado por la vanidad y el egoísmo, por tanto resulta bastante interesante conocer un poco más sobre su paso por la tierra y su obra evangelizadora.

Si bien fue una mujer con una alta posición social, Santa Marta es modelo de amor y servicio ya que su vocación la inspiró a entregarse por completo a poner en práctica las enseñanzas de Cristo, incluso se abrazó a su estado de virginidad en honor a ello.

Vida y obra de Santa Marta

A través de diferentes pasajes de la Biblia es posible determinar que entre sus hermanos María y Lázaro, Marta era la mayor, por tanto con su carácter modesto y afectuoso que se combinaba con su buen juicio, asumió la misión de ayudar a todos los que le fuera posible olvidándose de sus propias necesidades.

Además de reconocer a Jesús como el esperado Mesías, fue a través de sus súplicas que su hermano Lázaro recibió el milagro de la resurrección. Marta acogió varias veces al hijo de Dios en su casa de Betania, aprovechando para hacerlo objeto de las más esmeradas atenciones, posteriormente tras la muerte del maestro emprendió junto a otras personas un viaje para predicar la palabra y fue así como con el poder de su fe y la oración consiguió liberar a una comarca de los estragos de un dragón feroz, esta es la razón por la que se le conoce como santa marta dominadora ya que la intimidó al punto tal dejarla paralizada.

Beneficios de la oración a Santa Marta

El mismo Jesús le hizo saber a Marta que a pesar de que se acercaba su muerte no debería temer pues tal y como ella le había acogido en su casa Él le daría la bienvenida en el cielo y escucharía a todo aquel que acudiera en su nombre. Es por ello que la oración a Santa Marta es realmente meritoria y se encarga de despejar el camino a manera de escudo protector.

Autor entrada: redactor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *