Ensaladas de kale y algunos buenos trucos para prepararlas

Comer ensaladas de kale ayuda a hidratar y llenar de vitaminas al organismo, mejorando así, la salud intestinal, es por ello que existen distintas formas de preparar esta verdura, dándole un toque especial y sin alterar su sabor original.

Tipos de ensaladas de kale

Una receta fácil y rápida de realizar es la ensalada de kale con atún, la cual debe contener los siguientes ingredientes:

  • Dos latas de atún.
  • Tres cucharadas de mayonesa light.
  • Una cebolla morada.
  • Dos cucharadas de perejil.
  • Dos tazas de kale.
  • Dos tazas de granos de elote.

A la hora de elaborar la ensalada, debemos picar el perejil, cortar la cebolla en trozos finos y, aparte, combinar el atún con la mayonesa.

Luego añadimos el perejil, la cebolla, los granos de elote y un poco de salpimienta. Al cumplir este paso, la receta está lista para servir.

Kale con almendra tostada

Sin duda, consumir alimentos sanos reduce las probabilidades de padecer ciertas enfermedades. Un ejemplo de ello, es la ensalada de kale con almendra tostada.

De hecho, este fruto seco llamado “almendra”, contiene fósforo, fibras, calcio, proteínas, hierro, grasas saludables, así como vitaminas B y E.

En este sentido, representa una combinación perfecta con la col rizada, ya que se fortalecen los huesos, la piel y el cabello.

Para hacerla, tenemos que añadir dos tazas de almendras en rodajas, una taza de zumo de limón y media taza de aceite de oliva.

Asimismo, es necesario contar con cuatro dientes de ajo, diez onzas de kale, medio kilo de queso palmesano y aplicar algo de sal al gusto.

Pasos para preparar la col rizada con almendras tostadas

En primer lugar, añadimos las almendras en una bandeja y las colocamos al horno hasta dorarlas, luego las retiramos para esperar que se enfríen.

Por otra parte, se debe combinar una cucharada de sal y limón en un tazón, mientras batimos el aceite de oliva. Después se introducen los ajos y se deja reposar.

En cuanto a la col rizada, tiene que cortarse en cintas delgadas, para situarla en un bol grande con la superficie espolvoreada, junto a las almendras y el queso.

Finalmente, retiramos los ajos de la mezcla anterior, los introducimos en el tazón y arrojamos la mitad de ésta, sobre la ensalada. En cuanto a la sal, la podemos colocar al gusto y dejamos reposar todo, durante una hora.

Lo importante de practicar una dieta sana todos los días, es que nos sentimos con energía, mejorando nuestro sentido del humor, mientras cuidamos la salud.

Autor entrada: Redacción