La contribución de los salmos a nuestras vidas

Si bien existen todo tipo de bellas oraciones, los salmos desde siempre han llamado plenamente la atención por tratarse de composiciones con toques poéticos que aunque inicialmente fueron pensadas para la alabanza han pasado a ser medios de apoyo para las diferentes manifestaciones del alma, tanto las alegres y victoriosas como las que son sinónimo de temores y grandes pesares.

Si se trata de identificar los salmos más bonitos o populares probablemente la frase el señor es mi pastor llegue inmediatamente a tu memoria, sin embargo cuando el propósito es reconocer las más profundas contribuciones de estas plegarias las cosas quizás no sean tan claras. Por lo anterior, cuando nos referimos a la importancia de los salmos, estamos hablando de aprender a interpretar y a poner a nuestro beneficio cada pequeño versículo que les conforma; para ello resulta buena idea meditar sobre los aportes que señalaremos a continuación.

Grandes aportes de los salmos

  • Los salmos son un modelo de culto: a través de este tipo de rezos, el creyente logra pasar por estados tan distintos tales como adoración, súplica, esperanza y demás, por lo que alguna manera estos actúan como una especie de escuela donde se aprende y se recuerda el sentido de pertenecer a una iglesia y contar con un guía para poder superar cada circunstancia.
  • Permiten acudir a Dios sin importar la circunstancia: no solo se trata de acudir al Padre cuando se está pasando por alguna dificultad, los momentos buenos también merecen espacio para agradecimiento y esto es precisamente lo que permiten estas oraciones al ofrecer opciones para acercarse al Todopoderoso incluso sin un motivo específico.
  • Los salmos pueden hablar por nosotros: con esta premisa hacemos referencia al hecho de que al estar todo ya escrito en los 150 salmos, estos nos permiten quedarnos simplemente con la tarea de reflexionar y tomar lo mejor para crear pautas de vida que pueden ayudarnos a ser mejores personas.

Cómo aplicar los salmos a nuestras vidas

Es un cuestionamiento recurrente pero asimismo de fácil respuesta, el creyente no debe limitarse a una repetición automática o una simple lectura rápida. Se trata más que nada de emplearlos para tomar conciencia de muchas cosas que a diario suelen pasar desapercibidas y para recordarnos que basta con pedir para que nuestras súplicas sean escuchadas, el secreto se encuentra en tomarse el tiempo para interiorizarlos y convertirlos en filosofía para una vida más plena y justa.

 

 

Autor entrada: redactor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *