La inolvidable aparición de Michael Jordan en Looney Tunes

A 22 años de haberse estrenado esta particular cinta, lo cierto es que su gran recaudo de taquilla y el impacto que alcanzó tanto dentro como afuera de la NBA demuestra que esta particular idea fue a pesar de las críticas que no se hicieron esperar, una iniciativa bastante acertada para todas las partes involucradas. De esta manera, la inolvidable aparición de Michael Jordan en Looney Tunes reafirmó a esta superestrella como líder y referente de un deporte que se distingue por mover grandes masas.

Bien sea por el film que oficialmente se titula Space Jam o simplemente por rememorar una faceta en la trayectoria de quien es llamado el mejor jugador de baloncesto de todos los tiempos, aquello de adquirir la camiseta de Michael Jordan de los Looney Tunes resulta ser una alternativa difícil de ignorar para muchos.

Michael Jordan y los Looney Tunes

Combinar actores reales con personajes animados dentro de un mismo set no era algo que se hiciera muy a menudo durante la época en la que se estrenó esta película, sin embargo Warner Bross supo aprovechar un momento clave en la vida deportiva de Jordan para hacerle una propuesta que terminaría por consagrarlo aun más como ídolo mundial.

En la trama expuesta en Michael Jordan y los Looney Tunes pueden verse muchos matices de la historia de vida del deportista, por tanto se muestra cuando decide dejar el baloncesto para seguir los pasos de su padre en el béisbol. De manera paralela, en el mundo de los Looney Tunes, estos serán esclavizados con la intención de convertirlos en parte de las atracciones de un parque, será entonces cuando apuesten su libertad en la disputa de un partido de basquet en el que participará Michael Jordan gracias a que Bugs Bunny lo secuestra.

Los alcances de la película

Fusionar la popularidad de una caricatura con la de un jugador de élite fue un concepto que surgió luego de que Nike llevara a cabo una serie de comerciales bajo este mismo concepto. Alrededor del planeta, lograron recaudarse algo más de 230 millones de dólares, además fue la ocasión escogida para el debut del personaje Lola Bunny.

Si bien Jordan no tenía experiencia como actor, se hicieron los ajustes necesarios para que pudiera sentirse a gusto por lo cual los resultados aún hoy en día siguen dando de qué hablar pues se trata nada más y nada menos que de todo un clásico.

 

 

 

 

 

 

Autor entrada: redactor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *