¿Sabes de qué se trata el Principio de Incertidumbre?

El Principio de Incertidumbre o también llamado Principio de Indeterminación, fue formulado en 1927 por el científico Werner Heisenberg, también considerado una de las figuras más importantes de la física cuántica y quien ganó un Premio Nobel de física en 1932 por contribuir con la teoría cuántica versión matricial.

 

Según la teoría en la que está basada el Principio de Incertidumbre, es imposible medir a la vez y con una precisión absoluta, la cantidad de movimiento y el valor de la posición de una partícula determinada, es decir, que la incertidumbre derivada de esta formulación no tienen correspondencia con los instrumentos de medida, sino al hecho de intentar tomar las medidas.

 

Basándose en la teoría esto quiere decir que aunque se utilicen los instrumentos más exactos y precisos del mundo, el Principio de Incertidumbre se mantiene totalmente estable, de esta manera se establece que cuanto mayor es la precisión de la medida de una de las magnitudes, mayor será la incertidumbre proveniente de la otra variable complementaria.

 

Son muchísimas las aplicaciones reales que se le dan a este Principio formulado por Heisenberg, porque es una teoría que suele utilizarse diariamente en los laboratorios de física y que forma parte de la base de todas las tecnologías que emplean en la materia las propiedades microscópicas, como en el caso de los teléfonos móviles y de los ordenadores.

 

Gracias a la aplicación del Principio de Incertidumbre tenemos la oportunidad de entender fenómenos físicos como sucede cuando las moléculas y los átomos se encuentran ocupando el mismo espacio sin correr el riesgo de colapsar.

 

Autor entrada: equiporedactores