La evolución de la visión en los bebés

Los primeros años de la vida del ser humano generan todo tipo de interrogantes y esto lo viven con mayor intensidad los padres con su primogénito pues su crecimiento despierta infinidad de dudas para las que no siempre se encuentra una respuesta inmediata. Entramos entonces en el tema de la visión de los bebés, pues sobre este tópico se manejan todo tipo de mitos y por supuesto una que otra verdad.

Teniendo en cuenta la importancia de esta función, los papás aprovechan cada control médico para preguntar y asegurarse de que su hijo realmente esté viendo bien, pero entonces cuándo empiezan a distinguir los colores o es mentira que inicialmente todo lo perciban en blanco y negro, esto es lo que vamos a descubrir.

La maduración de la visión del bebé

Los estudios en este sentido han logrado determinar que desde el mismo útero esta función se encuentra activa y que con el nacimiento ya pueden diferenciar la luz de la oscuridad y de allí hasta el término del primer mes todo lo que perciba será en blanco y negro. Con el inicio del mes número empiezan a aparecer los colores siendo la tonalidad roja la primera en distinguirse.

Sólo hasta los tres meses la visión del pequeño estará mucho más enfocada y mientras están a distancias cortas de él podrá empezar a reconocer algunos rostros. Puesto que está demostrado que únicamente hasta los 5 años es que el niño finalmente logra una agudeza visual igual a la del adulto todo este periodo precisa de seguimiento y mucha estimulación.

 

Autor entrada: redactor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *